Uno a Uno: Espanyol 2 - Celta 1

EFE

Unzué: 5. El equipo, bajo su mando, volvió a diluirse como en los primeros dos partidos de liga. El centro del campo nunca acabó de funcionar hasta que realizó sus cambios y, a la postre, se comprobó que llegaron demasiado tarde, visto el nivel. Tiene mucho trabajo que hacer estos días.


Sergio: 4. Dos veces llegaron, dos veces marcaron. Y no precisamente por su culpa, pero quizás sí pudo hacer más en el segundo tanto rival.

Hugo: 6. Un partido regular del capitán, que fue sustituido tras ver una tarjeta amarilla. Aunque aprueba, lo hace sin grandes alardes.

Cabral: 3. Volvió a pifiarla con una de sus clásicas “cabraladas”. Regaló un balón franco a Piatti que este convirtió sin mayor dificultad. Luego, nunca acabó de entrar en el partido.

Fontás: 4. Continúa el catalán transitando por una senda difusa y peligrosa. Aunque ofrece su característica buena salida de balón, como central prosigue cometiendo errores infantiles y convirtiéndose así en un caramelo para los delanteros rivales.

Jonny: 5. Una vez más, aprueba raspado el canterano. De hecho, cada vez se le ve más incómodo por la banda que, hasta hace poco, había tomado como suya. Su rendimiento comienza a cuestionarse.

Lobotka: 4. El peor partido desde que viste la celeste (contando los amistosos de verano). Peleó en el centro del campo, sí, pero apenas se acercó al 75% de pases acertados.

Jozabed: 3. Nefasta la actuación del sevillano esta noche. Dio dos pases milimétricos ‘marca de la casa’, y poco más. Ni profundidad, ni precisión, ni actitud. Merece un correctivo.

Wass: 2. De los perores partidos que se le recuerdan al danés. Jamás se le vio errar tantos pases seguidos, y además trabajar tan desanimado. Quizá la cuestión de su renovación le empieza a pasar factura…

Sisto: 6. Sigue siendo pura electricidad, pero esta noche le faltó profundidad. Al igual que sus compañeros, se atascó en acciones en línea de tres cuartos y ni siquiera pudo pisar área. Metio el gol, de rebote.

Maxi: 4. En cuanto se acabó su racha, desapareció. No fue la noche del charrúa, que sin ver puerta y peleándose con los zagueros rivales, apenas lució su fútbol.

Aspas: 5. Dos errores calamitosos que nunca suele cometer le bajan la nota. Por lo demás, fue quizá de lo más destacado vistiendo la camiseta del Celta durante los 90 minutos, pero se necesitan su magia y su excelsa definición cuanto antes.


Tucu: 6. Podría dársele un notable, pero apenas pudimos disfrutar de su presencia sobre el césped media hora. Cambió la cara al equipo y se convirtió en el faro sobre el cual pivotó el juego celeste. Pide ya la titularidad.

Emre Mor: 6. Un torbellino de técnica y calidad que llama a las puertas de la titularidad con martillo otomano. Junto a Aspas y Sisto, es el tridente del futuro que los celtistas ya aguardamos…

Hjulsager: 5. Sobre todo brilló en defensa los pocos minutos que jugó en Cornellá. En ataque, difuso.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS